El lobo etíope o abisinio, (Canis simensis) es una de las especies de cánidos más raras y amenazadas del planeta, pues su población total no llega a 500 individuos que se encuentran en varias áreas aisladas de las montañas de Etiopía, por encima de los 3000 msnm de altitud. Estas áreas se reúnen en dos grupos mayores separados por el Gran Valle del Rift, constituyendo dos subespecies separadas: C. s. simensis al noroeste y C. s. citernii al sureste. Por su aspecto recuerda más a un perro doméstico primitivo como el dingo que al típico lobo de Eurasia. Mide entre 90 y 100 centímetros de largo y entre 25 y 34 de altura sobre los hombros. El peso es de 11,5 kg en las hembras y de 14 a 18,5 kg en los machos. El cuerpo es grácil con un  pelaje rojizo-anaranjado en casi todo el cuerpo.

El hábitat característico de esta especie es el prado de tipo afro-alpino. Se alimenta casi exclusivamente de roedores, destacando entre éstos las ratas-topo gigantes (Tachyoryctes macrocephalus), que constituyen cerca del 40 % de los alimentos que ingieren. Complementan su dieta con liebres y carroña, aunque en muy raras ocasiones algunos individuos cooperan para dar muerte a antílopes y pequeñas cabras y ovejas domésticas. Salvando estas circunstancias excepcionales, los lobos etíopes pasan el día acechando roedores o destruyendo sus madrigueras para capturarlos, siempre en solitario. En las zonas donde sufren la persecución humana, estos animales abandonan sus hábitos diurnos y se vuelven crepusculares o nocturnos.Los lobos etíopes viven en pequeños grupos, de marcada estructura jerárquica, que se componen de dos o más hembras y unos cinco machos emparentados. Marcan su territorio (5-15 m²) con orina y heces y lo defienden de los intrusos. Existe una pareja dominante que se reproduce cada año y a la que los individuos subordinados ayudan en la cría de su prole. En raras ocasiones, las hembras subordinadas también se reproducen.

El lobo abisinio se separó en tiempos recientes del lobo de Eurasia y Norteamérica (Canis lupus), su pariente más cercano, después de que sus ancestros llegaran a Abisinia procedentes de Arabia. La presencia de perros cazadores como los licaones o lobos pintados impidió que los nuevos inmigrantes colonizasen las vastas sabanas africanas, forzando al lobo etíope a convertirse en un depredador de montaña especializado en la caza de roedores. Considerado en peligro de extinción por la IUCN, el lobo etíope tiene sus mayores amenazas en la destrucción de su hábitat natural, la hibridación con perros asilvestrados, la persecución directa de los ganaderos que lo consideran un peligro para sus rebaños y la transmisión de enfermedades foráneas como la rabia y el moquillo canino, muchas veces contagiados por los miles de perros domésticos que rodean sus remotas áreas de cría.  En 1990, la población del Parque Nacional de las montañas Bale se redujo de 440 a 160 ejemplares en sólo dos semanas, precisamente por esta razón.

Mapa de Etiopia con la distribución de las poblaciones de Lobo Etiope, presentes y extintas

Pese a los esfuerzos de conservación llevados a cabo principalmente por la EWCP ( Ethiopian Wolf Conservation Programme) un proyecto de  WildCRU en colaboración con la Autoridad de Conservación de la Vida Silvestre de Etiopía y los gobiernos regionales,y financiado por Born Free ,bajo la tutela del Grupo de Especialistas  de Canidos de la UICN / SCC. La situación de esta especie es crítica, y el repunte de cualquiera de sus peligros puede llevar a la especie a la Extinción definitiva.

Por suerte, en mis viajes a Etiopia he podido observar y fotografiar a este carnívoro en dos de los lugares donde aún sobrevive. Siemens Mountain: Este parque nacional se encuentra en el norte de Etiopia. Aquí la población de Lobo Etíope está en los números mínimos para su supervivencia. El constante crecimiento de la agricultura de subsistencia, principal fuente de alimentación de los Etiopes, están provocando cada vez más la deforestación del hábitat natural donde el Lobo caza y vive. Cada vez es más dificil ver lobos aquí, y son ya muy pocos los lugares donde puede campear sin ser molestado por los humanos. Aquí, convive con otras especies endémicas de las tierras altas de Etiopía como el Mono Gelada,la Cabra Montes Etíope y el Cuervo Piquigordo.

Bale Mountains:

LLanura Alpina en las Bale Mountains, con Lobelias Gigantes, plantas endémicas de este hábitat

Este parque nacional, en el sur de Etiopia alberga las poblaciones mas numerosas del Lobo Etíope. Pero este lugar no está,ni mucho menos, fuera de peligro. Aquí, además de la perdida de hábitat por la agricultura de supervivencia de una país superpoblado con más de 100 millones de personas, se une la gran cantidad de perros domésticos que transmiten la rabia,y en los últimos años, lo que antes era un pequeño camino que atravesaba las montañas bale para llegar a la Harenna Forest y a la ciudad de Delo Mena, ahora es una carretera de sin asfaltar de grandes dimensiones con un tráfico constante de coches,autobuses y sobre todo camiones de gran tonelaje que transcurren a toda velocidad sin importarles nada el transito de los lobos a una y otra parte del camino.Para un occidental como yo, resulta inaudito que en un parque nacional, aunque sea en África, con un programa de conservación de una especie única y en peligro extremo auspiciado por el gobierno del país y de la región y sufragado en su totalidad con fondos de ONG´s e instituciones de Europa, se permita la construcción de una gran cantera donde sacar áridos en la mejor área de lobos del parque !!!!! La gran emoción que supone poder ver y fotografiar este animal, se desvanece cuando se observan los peligros que los mismo encargados de protegerle le ponen a su supervivencia…

Lobo Etiope sobre la carrera sin asfaltar que atraviesa su mejor área poblacional en la “Sanetti Plateau”, en el P.N de Bale Mountains.

Todavía es, pese a todo,fácil observar y fotografiar sin molestar a los Lobos en Bale Mountains, junto a otras especies también endémicas del altiplano Etiope.

 

Como reflexión, me inclino a pensar que si esta especie estuviera en otro país más “chip” o cayera más en gracia como tienen la fortuna otras especies como el Leopardo de Las Nieves, El Puma  o el Jaguar, que atraen a miles de personas para su observación y con ello fondos económicos y presión para los gobiernos para su conservación, el lobo Etiope se salvaría de la extinción y en un futuro, aunque lejano,recuperaría una salud poblacional que le permitiera seguir campando por los altiplanos de Etiopia… pero mucho me temo que desgraciadamente, ójala me equivoque, su futuro esta abocado a la extinción. Sirvan estas líneas y los viajes que cada año hacemos a Etiopia , para poner nuestro granito de arena y ayudar a dar a conocer y colaborar en la supervivencia del Lobo Etiope.